WhatsApp no dará más soporte a Windows Phone ni a versiones antiguas de Android y iPhone

Logo de WhatsApp
Fuente: Whatsapp.com

¿Te marea la velocidad con que salen nuevos celulares y nuevas versiones de sus sistemas operativos? Bueno, preparate esta bomba: WhatsApp decidió no dar más soporte a Windows Phone, ni a antiguas versiones de Android y de iPhone. Y claro, si tenés un celular viejo, es difícil dejar de usar un servicio cuando se volvió parte de tu día a día. Pasaría lo mismo si se tratara del casino movil. ¿O estarías dispuesto a cambiar tu dispositivo?

Los números de la app más popular para comunicarse

Fuente: Pixabay

1500 millones de usuarios en más de 180 países, 23 chequeos diarios de mensajes por usuario y 25 millones de usuarios proyectados en Estados Unidos para el 2021 convirtieron a WhatsApp en la tercera aplicación más bajada de Android en el mundo entero.

Brasil es el país que más aporta al total de usuarios, con un impresionante 19,91 %. La magnitud de la influencia de la app en tierras cariocas queda clara cuando vemos que India, el segundo país que más usuarios aporta, con un 7,61 %, tiene 6 veces más habitantes.

El 84 % de los argentinos que usan smartphones, por otro lado, tienen WhatsApp como la aplicación principal para mensajería. Eso pone a Argentina en el tope de la lista por país.

Pese a estos números extraordinarios, un hecho curioso es que en 2014 WhatsApp obtuvo ingresos por valor de 15 millones de dólares, frente a pérdidas de 230 millones.

¿Mi sistema operativo deja de tener soporte?

Celular con Windows Phone
Fuente: Pixabay

De acuerdo a información oficial, desde el 1 de febrero de 2020, WhatsApp dejará de dar soporte a versiones de Android 2.3.7 y anteriores. Lo mismo sucederá con iOS 7 y anteriores. Ya no vas a poder crear cuentas nuevas, ni volver a verificar cuentas existentes. Sin embargo, la app va a seguir funcionando si ya la tenés instalada. Eso sí, como no tiene más soporte, algunas características podrían dejar de funcionar con el tiempo.

Otra parte muy importante de la noticia es que, a partir del 31 de diciembre de 2019, no vas a poder usar la aplicación en ningún sistema operativo de Windows Phone.

Si no querés tener ningún problema con la app, estas son las versiones recomendadas de sistemas operativos:

  • Android OS 4.0.3 o superior.
  • iPhone iOS 8 o superior.
  • Windows Phone 8.1 o superior (hasta fin de este año).
  • KaiOS 2.5.1 o superior, incluidos JioPhone y JioPhone 2.

¿Qué alternativas tengo?

Logo de Android
Fuente: Pixabay

Si usás uno de los sistemas operativos que van a dejar de tener soporte, no desesperes, pues siempre hay alternativas para seguir comunicado.

La primera es el Facebook Messenger, preferido en Estados Unidos, Canadá y Oceanía. Su gran punto fuerte es que casi todo el mundo tiene un perfil de Facebook. Por lo tanto, no vas a tener que persuadir a nadie de que se instale una app ignota. Con ese único requisito podemos hablar con todos nuestros amigos a través de mensajes de texto, de voz y video. Además, la app se sincroniza con la versión web, por lo que es muy sencillo continuar una conversación en una PC de escritorio.

WeChat, por otro lado, domina el inmenso mercado chino con más de 1000 millones de usuarios en todo el mundo. No solo sirve para comunicarse, sino que es una red social completa, incluso una herramienta para hacer pagos. Su función más interesante probablemente sea la posibilidad de hacer amigos nuevos con un GPS que detecta a los usuarios cercanos.

Si te gusta hablar con gente de todo el mundo, probá la app QQMobile, que viene con un traductor incorporado. Así, el idioma jamás va a ser una barrera para que hagas amigos nuevos.

Conocido por su función de videollamadas, Skype también cuenta con un sólido sistema de mensajería instantánea. Podés enviar texto, fotos e incluso videos cortos. También hacer llamados pagos a celulares y teléfonos fijos. En su versión profesional, resulta muy versátil para hacer negocios.

Y por último, Snapchat es el mensajero instantáneo preferido entre los más jóvenes. Tal vez por la característica de que las fotos y los videos desaparecen después de que los ves, lo que no deja un rastro identificable para padres o chismosos. Eso, sin contar los filtros y herramientas de edición, como la posibilidad de transformar nuestra cara en la de un bebé, o pasar de mujer a hombre, o de hombre a mujer. Incluso, en los celulares más potentes, es posible usar el filtro en directo, es decir, transformar nuestra cara mientras hablamos.