Todo lo que tenés que saber sobre invertir en inteligencia artificial

AI
Fuente: Fossbytes

La inteligencia artificial está transformando cada segmento de la economía al dotar a la informática de una capacidad de razonamiento humano y permitir que las máquinas aprendan de la experiencia y tomen las mismas decisiones que tomaría una persona. En este contexto, los inversores deben comportarse como el pescador experto, que aprovecha el río revuelto.

En algún punto, invertir en inteligencia artificial es invertir en ciencia ficción. Si este género se trata de proyectar un mundo futuro a partir de la ciencia del presente, los inversionistas deben hacer lo mismo. ¿Tendrán éxito los vehículos sin conductor? ¿Los robots desplazarán a los trabajadores de tareas rutinarias? La ventaja con que corre cualquier observador es que algo de ese futuro ya puede verse en el presente.

Los bancos usan inteligencia artificial para identificar robos y fraudes. El sector del entretenimiento, como Netflix y casinos online, ofrece un producto personalizado sobre la base del historial de compras del cliente. Respecto de la atención médica, la inteligencia artificial puede analizar en segundos toneladas de información de tu historia clínica, algo que ayuda al médico a encontrar soluciones en cada caso. También puede mejorar el diagnóstico de pacientes con demencia.

¿Cuánto puede crecer la inteligencia artificial?

AI
Fuente: Cio.com

Según Forrester Research, una empresa independiente de investigación de mercados, la inversión en tecnologías de computación cognitivas va a triplicarse. Y no solo es el caso de esta empresa; prácticamente cualquier consultor asegura que se trata de un sector en pleno auge.

Por otro lado, un estudio de Cippec para Microsoft se ilusiona con que la inteligencia artificial sería el vehículo del futuro para que crezca la economía del mundo. En el caso de Argentina, le aportaría un punto de PBI por año. Este fenómeno no sucedería solamente con las empresas tecnológicas, sino con las empresas en general.

Es que proyectar un futuro es más sencillo si el camino ya está construido en el presente. En el caso de algunos bancos, parece ser así. Por ejemplo, el Banco Supervielle eliminó las contraseñas en su app. Ahora basta simplemente con sacarse una selfie sonriendo, y un software especial reconoce la cara y la sonrisa. En el caso de los grandes negocios, la inteligencia artificial reconoce necesidades y gustos de los consumidores a partir del análisis de datos.

Por eso, no es aventurado afirmar que el crecimiento de la inteligencia artificial no tiene techo. Cada vez más las máquinas serán capaces de aprender una mayor cantidad de cosas. Y más complejas. Para poner un ejemplo de crecimiento veloz: el valor de las acciones de NVIDIA, empresa de semiconductores, creció un 1500 % desde 2012 a 2017.

¿Por qué ahora es un buen momento para comprar acciones de inteligencia artificial?

Stocks
Fuente: IT Peer Network – Intel

La inversión en inteligencia artificial tiene una gran particularidad: no es un bien físico, sino algo aplicado a cada segmento de la industria. Es decir, no es invertir en un banco, en una distribuidora eléctrica o en bonos de una nación, sino en el desarrollo de determinada tecnología, empresa o sector.

Entonces, ¿por qué este es un buen momento? Porque la inteligencia artificial es el presente y el futuro. Como los procesadores son cada vez más potentes, pueden organizar más información de clientes y consumidores. Con estos datos, a una empresa le es más sencillo definir sus políticas. Es lógico, también, que como todo el mundo tiene un smartphone, la inteligencia artificial encuentre ahí un campo infinito de crecimiento. Basta observar cómo hay apps que hasta prometen darle a la mujer un instrumento anticonceptivo, combinadas con un termómetro.

Como veíamos anteriormente, si el valor del negocio puede triplicarse, una persona que compra acciones hoy triplicará el monto que invirtió. En el caso mencionado de NVIDIA, es evidente que cuanta mayor relevancia tome el procesamiento de datos visuales, mayor será el crecimiento de la empresa. Recordemos que la unidad de procesamiento gráfico (GPU en inglés) es fundamental no solo en videojuegos sino a la hora de ejecutar algoritmos de reconocimiento facial en Facebook.

Ni lerdo ni perezoso, en 2016 Microsoft creó un grupo exclusivo de investigación de inteligencia artificial. Ahora tiene 8000 ingenieros e informáticos trabajando en proyectos para, por ejemplo, el célebre paquete Office.

¿En qué empresas se puede invertir?

Nvidia
Fuente: Future Release Games

Primero, una lista con las empresas más conocidas y poderosas que, año tras año, desarrollan software y hardware para aplicar en distintos sectores de la economía. Después, cinco empresas menos conocidas que tienen un gran potencial de crecimiento.

Empresas conocidas:

Alphabet: valuada en 812 000 millones de dólares, se encarga de desarrollar productos de Google como Youtube o el propio buscador, que usa distintos algoritmos y big data para saber qué resultado de búsqueda mostrar.

Amazon: valuada en 177 866 millones de dólares, desarrolla Alexa, su asistente virtual capaz de encargarse de todos los dispositivos inteligentes de tu casa.

IBM: valuada en 79 139 millones de dólares, después del batacazo de Deep Blue, la computadora ajedrecista, ahora desarrolla Watson, un sistema que logró vencer a todos sus oponentes en un programa de televisión de preguntas y respuestas.

Microsoft: valuada en 771 000 millones de dólares y, como referíamos anteriormente, dueña de una plataforma exclusiva de IA llamada Azure.

NVIDIA: valuada en 9714 millones de dólares, dueña y señora del mundo de los procesadores gráficos.

Empresas menos conocidas:

Twilio
Fuente: TNW

Twilio: valuada en 399 millones de dólares, una plataforma de comunicación en la nube.

Baidu: valuado en 84 809 millones de yuanes, es el motor de búsqueda chino.

Intel Corp.: valuada en 70 000 millones de dólares, además de desarrollar procesadores, lanzó un kit de desarrollo de aprendizaje profundo llamado Intel Neural Compute Stick.

YEXT: valuada en 170 millones de dólares, desarrolla un motor que muestra todo lo que se dice en la Web sobre determinada marca.

Delphi Automotive: valuada en 14 000 millones de dólares, se encarga de diseñar autos autónomos.