El reciclado revoluciona la industria de la moda

Fuente: cloudinary.com

Cuando vas a comprar ropa pensás en el tamaño, el color, el precio o si lo que buscás está de moda, pero seguro que no se te ocurrió preguntarte cuál es el daño que la ropa produce en el medioambiente. Primero, los pesticidas que usaron en el algodón de tu vestido preferido, la cantidad inmensa de agua para lavar y tratar la tela, la tintura que hace más brillante el color, además de las toneladas de papel utilizadas en embalaje y publicidad. Y una vez que pasa la temporada, cambian las tendencias, así que de nuevo a producir y comprar más ropa.

Afortunadamente, este daño ecológico tiene solución. De hecho, hay muchas formas de ser amigable con el medioambiente. Por ejemplo, podés comprar un vestido con la app DoneGood, ganar el jackpot del casino móvil con tu Ipad, o hacer plogging (salir a correr mientras reciclás plástico) con tus amigos después del trabajo. En el caso de las apps como DoneGood, sobre las que hablaremos en detalle más adelante, son un punto de conexión con cada vez más marcas que producen ropa con materiales reciclados.

El hilo preteñido

Botellas de plástico para reciclar
Fuente: Pixabay

El mundo está lleno de plástico que ya no utilizamos. Lo vemos en el mar, donde a veces causa desastres ecológicos. Incluso se conocen islas inmensas formadas por desechos de plástico. Pero ni siquiera hay que ir tan lejos, ya que basta caminar por la calle para ver bolsas de productos tiradas por doquier. O medir la cantidad de desperdicios que genera la gran industria. Por eso, el plástico se convirtió en la materia prima perfecta para el reciclado en la moda. Su reutilización es virtualmente infinita. Del plástico, por ejemplo, podemos obtener hilo, el insumo número uno a la hora de diseñar.

La empresa italiana Marchi & Fildi es pionera en la materia. A partir de retazos de ropa de otras marcas de moda, desarrolló un hilo reciclado que se puede usar en prendas elegantes o incluso para tapizar sillones. Además de aprovechar los recortes para su producción, el hilo está preteñido, lo que significa un ahorro de dos tercios de agua, comparado con la ropa confeccionada de forma tradicional.

Por todo esto, las botellas de agua recolectadas, convertidas en hilo, tienen una segunda vida como pantalones de yoga, camperas inflables o un par de zapatillas.

Diseñar con plástico reciclado

Banco construido con paragolpes reciclados
Fuente: Pixabay

Una gran noticia para el cuidado del medioambiente es la sociedad entre adidas y Parley, empresa que busca concientizar sobre lo frágiles que son nuestros océanos. Como resultado de esto, tenés a tu alcance un calzado increíble hecho con plástico reciclado… ¡del océano!, claro. Por eso, ¿qué mejor que hacer plogging con unas zapatillas ecológicas? Y si sos fan de Nike, ellos también tienen zapatillas ecológicas para ofrecerte.

También Speedo, una de las marcas de trajes de baño más destacadas, empezó a fabricar su ropa con nylon 100 % reciclado. Lo mismo ocurre con la colección The Waste jean.

Como podés ver, pequeñas y grandes marcas incorporaron plástico reciclado en sus productos: la línea Outerknow, de Kelly Slater, reutiliza en su ropa todo tipo de residuos encontrados en la costa. Otras como Timberland se enfocan en botellas de agua. Por su parte, la colección ReNew, de Everlane, eliminó el plástico virgen. Incluso los más entusiastas de la industria imaginan un futuro próximo en que utilicen 100 % de agua recolectada en las fábricas, sin generar desperdicio de agua potable.

Llegaron las apps éticas para comprar con conciencia ecológica

Bolsa ecológica para reutilizar
Fuente: Pixabay

Llegado a este punto, tal vez te preguntes: «Muy bien, todo muy lindo pero ¿dónde consigo esa ropa?». Bueno, para eso están las apps éticas de la moda, como Good On You, líder mundial en clasificaciones de marcas confiables, artículos y guías sobre moda ética y sostenible. O DoneGood, GoodGuide y Wearwell.

Tanto Good On You como DoneGood cruzan datos proporcionados por ONG como Greenpeace, por lo que vas a ver primeras en la lista a las marcas que no solamente respeten el medioambiente, sino que también le den buenas condiciones a sus trabajadores y no maltraten animales.

Wearwell, por otro lado, ofrece un servicio personalizado. Una vez que te suscribís, podés llenar unos formularios con tus gustos personales. El sitio se encarga de acercarte los productos que realmente te interesan.

Y por último, la app GoodGuide ayuda a los consumidores a comprender la cocina de la moda. Es decir, cómo se fabrica la ropa con conciencia ecológica. De esa forma, sabremos exactamente qué estamos comprando y cómo, con eso, contribuimos a un mundo mejor.