Los casinos y las apuestas: una tradición en evolución constante

Gaming Club Casino: ordenador y fichas de juego
Fuente: Cayman Financial Review

Las apuestas son una tradición milenaria, con sus primeros registros históricos en Asia. Aquí, hablaremos sobre la tradición de los casinos, su historia y su evolución.

Los primeros casinos

Gaming Club Casino: pintura de personas apostando
Fuente: X-Men Legends

El casino más antiguo del mundo es el Ridotto veneciano, que abrió sus puertas en 1638. La gente probablemente jugaba blackjack, cuya primera referencia histórica figura en las Novelas Ejemplares de Miguel de Cervantes, de principios del siglo XVII. Otros juegos antiguos incluyen Keno (originado en China), dados (hay registros de antes del año 2000 a.C.) o ruleta, originada en Francia en el siglo XVIII, como variación de un invento de Blaise Pascal del siglo XVII.

Francia, Estados Unidos y Mónaco son los países con mayor tradición y cantidad de casinos y apuestas, además de Australia.

Internet y las nuevas puertas virtuales del juego

Si hay algo que ayudó a potenciar la creación del casino en línea, fue la promulgación de la Ley de Libre Comercio y Procesamiento en Antigua y Barbuda. Promulgada en 1994, permitió a la nación caribeña otorgar licencias a las empresas para lanzar los casinos en línea. Para esa época se fundó Microgaming, la primera empresa de software responsable del primer casino en línea integral, llamado Gaming Club.

Estos casinos son populares por la oferta y variedad de juegos disponibles y nuevas opciones de entretenimiento, todo desde la comodidad del hogar o en movimiento, lo cual brinda una mejor experiencia para los clientes. Los costos son más bajos y las bonificaciones son más generosas.

Globalmente, las ganancias globales de apuestas por Internet superan los USD 30 000 millones, con una tasa de crecimiento del 6 % anual aproximado. El mayor mercado lo componen Europa y EE. UU., seguido de Asia.

Todos la conocen

Gaming Club Casino: jugar juegos de casino en una tableta
Fuente: Just My Show

Las máquinas tragamonedas son los juegos más populares. La primera máquina fue creada por la compañía Sittman & Pitt en 1891. Se instaló en muchos bares y los pagos solían ser precios no monetarios, como cocteles o cigarros. Su evolución fue de puramente mecánica a lo que conocemos hoy en día.

La primera máquina de tragamonedas en línea fue un producto de Microgaming llamado Cash Splash, que ofrecía pagos relativamente grandes para la época. La empresa se considera una de las mejores y más seguras, con más de 500 títulos distintos en su colección de tragamonedas, de las más de 2000 disponibles en el sector. El primer gran ganador de Microgaming obtuvo más de 6 millones de dólares con el tragamonedas Mega Moolah en mayo de 2009. Muchos jugadores han tenido suerte con Gaming Club desde 1994. 

Azar en Argentina

Los juegos de azar y las apuestas son populares en Argentina desde hace más de 100 años. Las primeras apuestas fueron las carreras de caballos organizadas por el Jockey Club Buenos Aires, en 1882. En la década de 1990, hubo importantes desarrollos en el mercado de juegos de azar. Desde 2002, comenzaron a otorgarse licencias a los casinos en línea.

La actividad de los casinos es descentralizada en Argentina, por lo que cada provincia regula su propia región. La edad mínima para apostar es 18 años.

Un dato curioso es que, además de los tradicionales casinos terrestres como el de Mar del Plata, también existen casinos flotantes en Argentina. De hecho, el Casino de Buenos Aires es el único dentro de la Ciudad de Buenos Aires, ya que está prohibido apostar por dinero. Esta excepción se logró en 1999 mediante un vacío legal: el casino funciona en dos barcos anclados en aguas que pertenecen al estado nacional.

Qué depara el futuro

Gaming Club Casino: jugadores de realidad virtual con ordenadores
Fuente: Drake Casino

La evolución de los casinos en línea ha presentado un sinfín de opciones de entretenimiento. La tecnología moderna permite apostar con un repartidor en vivo, ver transmisiones en tiempo real o acceder a tragamonedas, blackjack o ruleta en cualquier lugar. Estos avances determinarán el ritmo al que las empresas deben modificar sus estructuras, la relación con los consumidores y cómo planear estrategias para captar oportunidades de negocio y competir en un sector de rápida expansión.

Las políticas y los entes reguladores para las apuestas, la implementación de códigos internacionales y la promoción de la autorregulación también son factores imprescindibles.

Pero lo más importante es adecuar las ofertas a un público cada vez más joven, más interesado en juegos de azar y apuestas en línea, que deja de lado los casinos terrestres. Con el declive progresivo de los apostadores adultos mayores, el futuro de los juegos se centrará en: la plataforma de torneos y competencias de e-sports, la mejora de la oferta disponible para dispositivos móviles, la adaptación de los juegos en función de las habilidades para una participación más activa, y la combinación entre videojuegos de otras plataformas y los juegos de casino en línea. Estas mejoras, combinadas con las tecnologías de realidad virtual, realidad aumentada y las criptomonedas, asegurarán más oportunidades de retener a los clientes a futuro.