Los 5 peores fichajes de la historia del fúbol

Top Five Football Transfer Mistakes
Fuente: Pixabay

Algunos directores técnicos deberían dejar que otros fichasen y dedicarse a actividades menos peligrosas para sus conjuntos y más divertidas como los juegos de casino. Sin embargo, siguen en su empeño de apostar por fallidas estrellas o, por el contrario, por reducir el papel de algunas que sí lo son. Aquí tienes una lista de los fichajes más catastróficos en el mundo del fútbol, una serie de historias que han hecho perder tanto dinero como partidos.

1. De Bruyne y su salida del Chelsea

La historia de Kevin es la siguiente: un joven belga comenzaba a despuntar en el primer equipo del Genk y el Chelsea estuvo rápido para llevárselo por menos de 10 millones de euros. Ahora bien, De Bruyne, que contaba entonces con tan solo 21 años, se topó de bruces con Mourinho, entrenador que ni comprendió su potencial ni advirtió que estaba delante de una estrella.

Es más, de la mano del director técnico portugués, De Bruyne solo completó tres partidos en casi un año y medio siendo un habitual entre los descartes. Eso sí, el Chelsea logró recuperar la inversión y sacarle beneficio al venderlo al Wolfburgo por 21 millones de euros en 2014.

Ahora bien, solo un año le hizo falta al belga para demostrar lo que Mourinho no había visto y que sí observaron los ojeadores del Manchester City, equipo que desembolsó nada menos que 74 millones de euros para llevarlo de vuelta a la Premier y convertirlo en una figura a nivel mundial.

2. El error del Real Madrid con Kaká

Desde que llegó a Milán en 2003, Kaká formó una dupla letal con Shevchenko que atemorizó a toda Europa en un equipo en el que también estaban Pirlo, Nesta o Inzaghi. Su trayectoria en la escuadra italiana le valió para alzarse en 2007 con el Balón de Oro y el FIFA World Player, por lo que era una estrella indiscutible.

En esta tesitura se cruzó en la vida de Kaká el Real Madrid y su presidente Florentino Pérez. El mandatario convenció al brasileño para cambiar Milán por Madrid previo pago de 65 millones de euros.

La historia de Kaká en el Madrid es una interminable lista de lesiones, pocos goles y nada de rendimiento económico, ya que en 2013 hizo de nuevo las maletas hacia Milán sin dejar ni un euro en las arcas madrileñas.

3. Sir Alex Ferguson dejó ir a Pogba

Aquí las cosas andan un poco enrevesadas, ya que cada parte implicada en la historia se justifica de una forma diferente. Si tomamos las palabras de Ferguson, fue Pogba el que decidió no renovar su contrato y marcharse en 2012 a la Juventus. Si preguntas al jugador y a su entorno, Pogba no veía futuro en el United de la mano de Ferguson, por lo que decidió tomar un nuevo rumbo.

Lo único cierto de todo ello es que de Manchester salió un joven de 19 años con pinta de buen futbolista y volvió en 2016 toda una estrella a nivel mundial. Sí, Paul Pogba hizo el viaje de vuelta para volver a enrolarse en las filas del Manchester United, aunque la operación no le salió nada barata al conjunto inglés, y es que los 120 millones de euros que tuvieron que pagar por él fueron en su momento el fichaje más caro de la historia, todo por un jugador que poco antes había estado en su cantera.

4. Ibrahimovic y el filósofo Guardiola

Desde agosto de 2006, el sueco Ibra triunfaba en el Inter de Milán siendo considerado como uno de los mejores jugadores del mundo. En 2009, Guardiola entendió que Zlatan era el complemento perfecto para su Barcelona, un conjunto que dominaba ya Europa y maravillaba al mundo de la mano de Messi.

El traspaso fue tremendo para las arcas catalanas, ya que hubo que afrontar el pago de 46 millones de euros y regalar a Samuel Eto’o al conjunto milanista. El rendimiento durante su primer y único año con la camiseta del Barcelona no fue malo al anotar 22 goles en total.

Sin embargo, Guardiola lo sentenció por mal comportamiento y por enfrentarse directamente con él, lo que terminó con Ibra traspasado al AC Milán por tan solo 24 millones de euros un año después de haber fichado por el Barcelona. En definitiva, un negocio realmente ruinoso.

5. Jackson Martínez y paso por el Atlético de Madrid

Los atléticos se frotaron las manos el 1 de julio de 2015 con la llegada del colombiano Martínez a su equipo. El potente delantero venía de tres temporadas en el Oporto en las que se había hartado de marcar goles y de demostrar que era toda una estrella.

Los de Simeone consiguieron su traspaso por 35 millones de euros, aunque Jackson tan solo vistió la camiseta colchonera durante 7 meses en los que dejó 3 goles y durante los cuales nunca llegó a alcanzar un rendimiento que recordara ni de lejos al que tuvo en Oporto.

Del Atlético pasó al Guangzhou Evergrande de la liga china desapareciendo del panorama internacional y convirtiéndose en uno de los grandes fichajes fallidos de la historia del fútbol.