Las más divertidas e interesantes tradiciones de Pascua

Ostern
Fuente: www.npr.org

La Pascua marca el fin de la Semana Santa, que conmemora la muerte y resurrección de Jesús en el cristianismo. La cultura occidental tomó esta tradición y, con el paso del tiempo, fue incorporando sus propias modificaciones y costumbres (unas más singulares que otras). Aquí analizamos las cinco principales de todo el mundo.

1.   La búsqueda del huevo de Pascua

Niños recogiendo huevos de pascua
Fuente: www.goodbeginningscentralvt.org

Los antiguos pueblos del norte europeo consideraban al conejo como un símbolo de la fertilidad. En la tradición alemana, la coneja simbolizaba a Ostara, la diosa de la fertilidad. Cuenta una leyenda alemana que una mujer pobre, incapaz de ofrecer dulces a sus hijos, escondió huevos decorados en el jardín para que sus hijos los encuentren. Durante la búsqueda, los niños vieron a un conejo salir de su madriguera, y pensaron que éste los había premiado escondiéndolos durante la noche.

En Estados Unidos, la Casa Blanca celebra la búsqueda desde 1878. El presidente Hayes fue el primero en abrir las puertas al público para esta festividad. Hoy en día, también se organizan otras actividades en paralelo, como la carrera de rodado de huevos, donde los niños empujan un huevo con una cuchara por el pasto. El primero en llegar a la meta sin romperlo es el ganador.

Para seguir la tradición de los conejos en Pascua, aprovechá para divertirte con el tragamonedas en línea Bunny Boiler, un emocionante juego de Microgaming lleno de objetivos, bonificaciones y grandes premios.[

bunny boiler slots

2. Decoración de huevos

Fuente: www.tripsavvy.com

Por supuesto que la búsqueda de los huevos no tendría sentido si los huevos no fueran llamativos. Este simbolismo de colorear y decorar los huevos se remonta al siglo IX. Hasta el siglo XVIII, la iglesia prohibió el consumo de huevos durante la cuaresma, considerándolos equivalentes a la carne. La gente los cocía y los pintaba para diferenciarlos de los huevos frescos, para poder consumirlos durante el Domingo de Pascua.

En Europa, se mantiene la costumbre de adornar los huevos con teñidos, pintados y técnicas de cera para lograr diseños complejos y bellos. Los países de tradición ortodoxa intercambiaban huevos color carmesí para recordar la sangre de Cristo, y también se incorporaban creaciones con piedras preciosas, como los huevos Fabergé, regalados a los zares de Rusia. Desde el aspecto comercial, la adaptación de los huevos de chocolate y los huevos de plástico llenos de dulces para venta y consumo es muy común en Europa y América, donde los huevos se decoran artesanalmente con glasé multicolor o variantes de chocolate y confites.

3. Fuego de Pascua

Personas reunidas frente al fuego pascual
Fuente: www.thelocal.de

Esta es una tradición muy popular en los países del norte europeo, como Dinamarca, Suecia, Finlandia, Austria, Alemania, Suiza y los Países Bajos. Estas fogatas se encienden para celebraciones religiosas y seculares. Para la Vigilia Pascual, las iglesias realizan este sacramento con la misa de Pascua para recordar la resurrección.

Para los sajones, era más una celebración comunitaria, probablemente para festejar la llegada de la primavera. Actualmente, la gente se reúne junto a las fogatas para beber y comer. En los Países Bajos, se realizan competencias anuales para armar la fogata más grande o la más prolija. En algunas partes de Finlandia, se cree que las llamas ahuyentan a las brujas que vuelan entre Viernes Santo y Domingo de Pascua.

4. Arrojar vasijas

Smashing pots
Fuente: www.jcjourneys.com

Grecia tiene una peculiar manera de rendir tributo a las costumbres de Semana Santa. Se dice que esta tradición surge de los venecianos, que solían deshacerse así de sus posesiones viejas durante año nuevo. Otros creen que este acto es una bienvenida a la primavera, que simboliza las nuevas cosechas que se recogerán en nuevas vasijas. También hay referencias bíblicas de que esta ruptura de la alfarería simboliza el abatimiento divino de los enemigos.

La gente arroja vasijas, ollas y otros instrumentos de cerámica por las ventanas y los balcones, dejando que se estrellen contra el pavimento. Generalmente están llenos de agua. Miles de personas se reúnen a ver este espectáculo, provenientes de varios países del mundo. El ruido que hacen las cerámicas al impactar es estruendoso, al punto que los isleños de Corfu y otras islas griegas creen que ahuyentan a los espíritus malignos, e intentan emular un “terremoto, como el que estremeció a la tierra cuando Cristo resurgió de su tumba. Los espectadores, por su parte, suelen llevarse trozos de las ollas y vasijas rotas de vuelta como amuletos de buena suerte.

5. Mojarse unos a otros con agua

La tradición polaca del Lunes Mojado
Fuente: Wikimedia

El Lunes Mojado o Śmigus-dyngus es una tradición de Polonia y Ucrania que se celebra el Lunes de Pascua. El origen de esta celebración es incierto, pero se atribuye al nacimiento de la cristiandad en Polonia, cuando se bautizó al Príncipe Mieszko durante el Lunes de Pascua en el año 966 d.C. Este acto sirvió para unir al pueblo en el estandarte del cristianismo.

Tradicionalmente, los hombres mojan a las mujeres y las baten con ramas de sauce llorón. Se cree que cuanto más se moje a las mujeres, más posibilidades tienen de casarse en el próximo año. Las mujeres también mojan a los hombres, al día siguiente, durante el Martes Mojado.

Hoy en día, esta tradición se celebra en todas las edades. Algunos polacos creen que salpicarte te dará buena suerte durante el resto del año. Y si te levantás tarde, lo más probable es que te despierten con un baldazo de agua fría en Polonia. No, no es broma. null