La realidad aumentada en el juego en línea

La realidad aumentada en el juego en línea

El concepto de realidad aumentada parece sacada de una película de ciencia ficción y sin embargo, se está convirtiendo en parte de nuestro día a día. De hecho, ya es más popular que la realidad virtual.

Existen grandes diferencias entre la realidad virtual (RV) y la realidad aumentada (RA). Para utilizar la realidad virtual deberías tener el celular más actual y conectarlo con un casco o dispositivo que te permita ver. Al ponértelo y conectarlo al celular, entrás en una nueva dimensión. Podés verte en mitad del desierto más árido o en la jungla más frondosa. Con la realidad virtual podés imaginarte un mundo completamente diferente ya que lo verás con tus propios ojos. Tanto Apple como Android han lanzado estos dispositivos, pero son caros.

La realidad aumentada es bastante diferente. En primer lugar, no necesitás el último grito en celulares. Solo necesitás un celular con cámara para que la app se pueda conectar a ella. En segundo lugar, tampoco necesitás ningún casco o dispositivo especial, lo que hace que la RA sea mucho más asequible. Por último, en lugar de crear un mundo completamente diferente, la realidad aumentada genera una “capa”. Imaginá que estás utilizando una app de casino con realidad aumentada y te sentás en tu living, separando tu celular de la mesa como si fueras a tomar una foto. Podrías ver tu juego favorito de baccarat o blackjack sobre la mesa. En lugar de transportarte a un casino, transformás tu casa en uno. Suena bien, ¿verdad?

Es una nueva forma increíble de interactuar con tus juegos favoritos y de convertir tu living en un casino, sin desorientarte ni tener que mover los muebles para no chocarte con ellos. ¡Imaginá jugar, lanzar los dados y ver cómo ganás! Y lo mejor es que no tenés que gastar dinero en comprar nuevos dispositivos. Podés disfrutar de la realidad aumentada con tu smartphone.

La RA puede ser el futuro de los juegos de casino, especialmente de los juegos de mesa, como el blackjack, poker, los dados y ¡otros muchos más!