Los elementos fundamentales del universo según la medicina oriental

Fuente: Medical News Today

Los antiguos filósofos proclamaban que el universo se compone de cinco elementos esenciales: madera, fuego, tierra, metal y agua, que luego se identificaron también como ciclos o movimientos. Esta filosofía (Wu Xing) sirvió para relacionar la fisionomía y la psiquis del ser humano, y permitió a la cultura oriental desarrollar estudios para tratar la salud y comprender mejor el universo, describiendo conceptos como el yin y el yang (el sistema de relaciones para un equilibrio dinámico), el Qi (la energía), el Jing (la esencia de transformación).

La acupuntura y la ventosaterapia son prácticas de la medicina china tradicional (MCT) que se utilizan para el alivio del dolor y para reducir el estrés. Otras opciones para mantener el yin y el yang equilibrados son yoga, thai chi, o simplemente podés disfrutar de un juego de ruleta en línea.

1. Madera

Madera
Fuente: Unsplash

Este tipo está representado por un árbol que crece recto, con brotes abundantes. El color asociado es el azul, y la temporada es la primavera. Las personas de tipo madera suelen ser delgadas y esbeltas, con cara larga y delgada, nariz larga, frente ancha y alta, mejillas finas, complexión verdosa, manos pequeñas, mentón puntiagudo y hombros anchos.

Son gente decidida, competitivos y aventureros, muy organizados, lógicos y pensativos; buscan desafíos y funcionan bien bajo presión.

La emoción asociada es el enojo. En desequilibrio, tienden a ser ambiciosos y estresarse. Son irritables, se frustran, son impacientes con tendencia a gritar. Ejercen mucho autocontrol.

Para estar más sano, se recomienda buscar formas de detectar la inestabilidad emocional, para aprender a ser más flexibles. Es importante dedicar tiempo al ocio y actividades para liberar estrés, como yoga o thai chi. Como el órgano asociado es el hígado, lo mejor es evitar el alcohol en exceso e incorporar alimentos ácidos a la dieta.

2. Fuego

Fuego
Fuente: Pixabay

Representado por un estado de combustión que genera calor. Su símbolo es un triángulo invertido y su color el rojo. Su estación es el verano. Las personas de este tipo tienen un cuerpo esbelto y bien proporcionado, con manos y pies delicados, complexión rojiza y pómulos prominentes.

Son apasionados, enérgicos, dramáticos y emocionalmente volátiles, creativos, empáticos e intuitivos. Pueden ser grandes líderes.

La emoción asociada es la alegría. Tienen baja autoestima y exceso de preocupación. Buscan el placer y compañía; la falta de este los pone ansiosos y se deprimen. Sufren de insomnio o palpitaciones. Además, son acalorados y tienen problemas de piel. El órgano asociado es el corazón, así que pueden tener problemas circulatorios también.

Para estar más sanos, aprender a equilibrar la vida social, permitiendo tiempo para estar solos; meditar o escribir sobre los problemas para ayudar a apaciguarlos; planear y priorizar lo importante para no hacer malabares; y evitar alimentos muy picantes.

3. Tierra

Tierra
Fuente: Pixabay

El elemento es el suelo. El color es el amarillo. La estación asociada es el verano tardío. Sus rostros son cuadrados, con mandíbulas marcadas y complexión pálida o amarillenta. Tienen rasgos, cabeza y abdomen grandes, manos y pies pequeños. Son musculosos, con cuerpo ososo o curváceo, y su voz es cantarina.

Son personas protectoras y cariñosas, compasivas y empáticas, calmadas, centradas y prácticas. Disfrutan de cuidar a los demás y son conocidos por ser fiables. Buscan la armonía y les gusta conectarse con otras personas. Suelen elegir carreras de cuidado profesional o usan sus habilidades para arbitrar disputas o negociar acuerdos. Son considerados, pero en desequilibrio, pueden volverse obsesivos e intrometidos y preocuparse demasiado. Su deseo de ser necesitados los lleva a relaciones codependientes donde quizá den demasiado de sí mismos. Suele entusiasmarles la jardinería y el cultivo. Son entusiastas del medio ambiente y la conservación. También disfrutan las artesanías y la cocina.

Los órganos asociados son el sistema digestivo. Pueden tener problemas digestivos, fatiga, diabetes y alergias. Tienden a subir de peso. Pueden tener problemas de articulaciones.

Para estar más sano, establecer límites y aprender a decir que no; hacer tiempo para la naturaleza; vivir más en el presente y no ofuscarse por el futuro. Evitar las golosinas y reemplazarlas por dulces naturales.

4. Metal

Metal
Fuente: Foobar Photography

Se representa con cristales endurecidos o un borde filoso, y el color blanco. La estación asociada es el otoño. La estructura corporal es de musculatura fuerte, hombros anchos y caras ovaladas con pómulos anchos y complexión pálida. Su metabolismo es acelerado y rara vez tienen problemas de peso.

Su personalidad representa a un caballero medieval. Son personas justas, fieles, valientes y gallardas, con temperamento volátil, pero adaptable al entorno. Tienen gran agudeza mental, que, combinada con su autodisciplina, las hace muy exitosas. Les gusta la estructura: son organizados, metódicos y perfeccionistas, muy creativos y minuciosos. Su pragmatismo les facilita resolver problemas. Suelen ser abogados, asesores o maestros.

Los órganos asociados son los pulmones y la piel. Cuando están desequilibrados, pueden tener problemas respiratorios o de piel, como asma, psoriasis o eccema.

Su emoción es la tristeza. El desequilibrio puede afectar las relaciones. Les cuesta establecer vínculos. Prefieren estar aislados, y su círculo íntimo es chico.

Para mejorar la salud, hacer más ejercicio aeróbico y meditación; buscar ayuda para dejar el pasado atrás y construir relaciones sólidas a futuro. Evitar comida chatarra y optar por alimentos con gran contenido mineral.

5. Agua

Agua
Fuente: Unsplash

Representado por un arroyo y el color negro, la estación de este elemento es el invierno. Las personas tipo agua tienen rostros y cuerpos redondeados, ojos grandes y cálidos, complexión grisácea, cabeza grande, hombros pequeños y espalda más grande que el promedio.

Van con la corriente, pero también tienen gran fuerza de voluntad y resolución. Conocidos por su determinación, se los describe como contenidos y autosuficientes. Se adaptan y resuelven buscando la mejor vía, aunque también pueden parecer tercos. Son personas articuladas, listas y escrutiñadoras. Disfrutan del anonimato y son introspectivos, lo cual los hace enigmáticos. Buscan la tranquilidad y la soledad.

Los órganos asociados son el riñón y la vejiga. Si están desequilibrados, son propensos a ojeras, problemas urinarios y de metabolización del agua, que generan edemas e inflamación. También pueden tener problemas de articulaciones, óseos y de espalda en general.

La emoción asociada es el miedo. En desequilibrio, pueden ser temerosos, tímidos e indecisos. Suelen atormentarse con el fatalismo.

Mejoras a implementar: evitar aislarse demasiado, priorizando la vida social; ser consciente del miedo para superar la timidez; tomar mucho líquido, ingerir sopas y guisos y evitar comidas frías y ensaladas.