¿Son las mujeres mejores jugadoras que los hombres?

La guerra de los sexos se disputa en la calle, en el trabajo, en los deportes, y en casi todos lados; ¿entonces por qué no también en el casino?

Desde que se volvió un poco más “socialmente aceptado” para las mujeres el hecho de visitar las casas de apuestas como algo más que trofeos en los brazos de los hombres, ha habido un incremento de piernas femeninas caminando por los casinos. Al mismo tiempo, con el increíble aumento de las apuestas en línea, incluso más mujeres obtuvieron acceso a cualquier juego de casino que te puedas imaginar.

Los resultados de las investigaciones arrojan que las damas se toman el juego muy enserio, al igual que los caballeros. La pregunta es: ¿cuál de los sexos es el mejor?

Para encontrar respuesta a eso, podemos empezar observando las preferencias de juegos de las mujeres versus las de los hombres. Después de todo, tampoco se puede medir con la misma vara a un jugador de rugby y a uno de cricket, ¿o no?

El toque femenino en las tragamonedas

Es difícil de calcular en línea, pero si caminás por un casino físico vas a ver que el promedio entre mujeres y hombres es bastante parejo en las maquinitas. Parece que las jugadoras se inclinan más por tragamonedas como Tomb Raider, Hellboy, y Hitman.

Los caballeros prefieren las mesas

Con los hombres, la discrepancia entre su preferencia por las maquinitas o por las mesas no es tan distinta como la de las mujeres. Sin embargo, debido a la tendencia femenina hacia los carretes, va a ser más normal que veas mayoría de hombres en la ruleta, en los juegos de cartas, y en las mesas de dados.

A las chicas les gusta el Bingo

Dado que el sexo femenino tiene predilección por las maquinitas más que por los juegos de mesa, resulta un poco sorprendente que también tengan una cierta preferencia por el clásico bingo, aunque ya esté algo pasado de moda. Casi como las máquinas tragamonedas, el bingo es un juego de pura suerte porque ningún resultado tiene relevancia alguna en el siguiente. Por decirlo de otra manera, es completamente posible que el resultado del bingo sea exactamente igual en un juego atrás del otro hasta la eternidad, pero nunca lo podremos saber de antemano.

Las más arriesXgadas

Por último, un estudio de Harvard ha descubierto que la diferencia entre jugadoras y jugadores es asombrosa: las mujeres tienden a ser 15 veces más agresivas que los hombres en cuanto a correr riesgos.

Si nos basamos en el hecho de que las mujeres prefieren juegos de azar antes que los de estrategia, esto tiene sentido. Por supuesto, correr el riesgo es necesario si querés ganar en grande, pero la imprudencia puede implicar a la vez un gran peligro.

En pocas palabras: ¡el jurado está todavía deliberando!