La psicología de los colores

Cómo nos afectan los colores psicológicamente
Fuente: Pixabay

Por lo general, los colores pasan desapercibido en nuestra vida diaria. Principalmente, la gente solo tiende a notarlos cuando los colores aparecen de manera inesperada, como cuando florecen las flores. Estos colores obtienen un reconocimiento y se aprecian, mientras que los que vemos todo el tiempo se pasan por alto. Pero no se confundan: cuando se trata de llamar la atención, hay algunos ejemplos en los cuales los colores se escogen con premeditación.

Por ejemplo, las señales de “pare” son rojas por una buena razón, al igual que las luces de freno de la parte trasera de los autos. El rojo es un color muy sólido, el cual evoca reacciones emocionales. La relación más evidente es que el rojo es el color de la sangre, lo cual implica un problema posiblemente grave que necesita atención inmediata. Por lo tanto, las señales de “pare” y las luces de freno son rojas porque el color está muy arraigado en el cerebro humano. En otras palabras, el rojo significa necesidad inmediata, poner atención en algo y advertencias de peligro.

¿Cómo se utilizan de manera intencionada los colores en otros aspectos de la vida?

Colores y emociones

No solo el rojo evoca una reacción emotiva en las personas. El rojo es un color duro y las emociones giran en torno a centrarse en algo estresante. Por ello, el rojo solo se utiliza cuando se necesita evocar esa sensación. Por otra parte, el azul es todo lo opuesto al rojo. El azul evoca la calma, las emociones tranquilas y, además, se utiliza en el universo masculino para conseguir la reacción deseada.

Muchos otros colores también están relacionados con las emociones, aunque tal vez no sean tan evidentes como los que producen el rojo y el azul. El morado, por ejemplo, se asocia a menudo con la realeza. Esto viene de cuando antiguamente este color solo se reservaba para personas que tenían mucho dinero. ¿Por qué? Porque el morado era caro de fabricar en la antigüedad, así que no lo vestía la gente corriente.

El verde es un color intermedio, se sitúa entre los extremos, y a menudo se le asocia con la riqueza, ya que también es el color del dinero. Esto puede explicar el porqué del color de las mesas en muchos juegos de casino, ya que así se atrae a aquellos que quieren ganar a lo grande y necesitan una especie de murmullo que les dé una promesa de prosperidad.

El color utilizado en la mercadotecnia

Sabiendo cómo responde la gente a los diferentes tonos, los comerciales y anunciantes utilizan a menudo los colores para llevar cierta ventaja. Los efectos de los colores son bien conocidos y el papel del color en un anuncio siempre se utiliza con cuidado. Con las mesas de casino verdes se busca una emoción específica, creada por el color relacionado. Noten cómo el azul es frecuente en los anuncios y tengan en cuenta también que es un color tranquilo y relajante.

Naturalmente, si un anuncio requiere una acción que conlleve que el comprador sufra por no tener el producto específico, se utilizará el rojo. En otras palabras: si no compras este producto, puedes sufrir por no hacer algo.

El color en el diseño de interiores

Los azules inducen a la calma
Fuente: Pixabay

El color también se utiliza en el diseño de interiores con las mismas intenciones. El interior de los casinos está diseñado a menudo para sentir como si siempre fuera un ocaso, como un anochecer. Esto se debe a que muchas personas se sienten menos tensas a esa hora del día. Por lo tanto, se utilizan colores relacionados con el atardecer, como naranjas y rosas.

Se utilizan técnicas parecidas en los centros comerciales y en el interior de las tiendas. Los médicos y dentistas, por ejemplo, utilizan con frecuencia tonos de azul cielo en las salas de espera, ya que ayuda a que los pacientes se relajen antes de ser examinados. A fin de cuentas, no funcionaría un rojo intenso, ya que los pacientes se encontrarían en una zona de peligro mental antes de ver al médico.

Los jardines también son un lugar donde pueden verse colores dispuestos con cuidado. Los paisajistas profesionales escogerán plantas que tengan flores con colores específicos y las agruparán para crear mezclas relajantes de plantas florecientes.

La psicología de los colores también es un tema muy fascinante, y ahora que saben un poco más de ello, casi seguro que estarán más atentos a las sombras y los tonos que vean, además de dónde se encuentran.

Enlaces: