#DeleteFacebook – ¿Están realmente protegidos tus datos personales?

¿Están realmente protegidos los datos en Facebook?

Tras el descubrimiento del robo de datos de Facebook por parte de la compañía Cambridge Analytica, ha surgido una iniciativa que urge a los usuarios de Facebook a cerrar sus cuentas.

Cambridge Analytica es una compañía de minería de datos que ha estado implicada en muchos planes fraudulentos en los que se usaron datos inadecuadamente. Estas acusaciones incluyen la participación en técnicas de manipulación durante el referéndum sobre Brexit, numerosos eventos políticos en Kenia y últimamente, microfocalización durante las elecciones de los Estados Unidos. Al utilizar la información obtenida de los usuarios de Facebook, las oficinas de campaña pudieron crear campañas de diseño que incluyeron exactamente los discursos correctos sobre los temas correctos, según la información obtenida de Facebook sobre lo que era importante para las personas en ese momento.

Esto llega en un momento en que una gran parte de nuestras vidas se gestiona de forma digital y hacemos de todo por Internet, desde enviar correos electrónicos hasta guardar nuestros datos bancarios y jugar a tragamonedas en línea en nuestras computadoras de sobremesa o dispositivos móviles. Por esta razón, la cuestión de la seguridad de los datos del usuario se ha convertido en un problema importante, incluso antes del robo de datos de Facebook.

¿Qué hace Facebook con tus datos?

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, ha hecho declaraciones y emitido comunicados de prensa que afirman que la compañía está investigando y que tomarán medidas para garantizar mejor la seguridad de los datos de sus usuarios. Sin embargo, por ahora los usuarios deben tener en cuenta algunas cosas. Como usuario de Facebook, estás otorgando acceso a desconocidos a tus datos poniéndolos a su alcance en una plataforma pública. Ese es el costo de usar Facebook y otras plataformas similares que no cobran dinero. Tus datos se recopilan, se despojan de los datos identificables y se venden a los anunciantes. De este modo Facebook puede ofrecerte una plataforma gratuita. Facebook revela toda esta información por adelantado en el momento del registro del usuario, pero lo que ha hecho Cambridge Analytica está en contra de los términos de servicio de Facebook.

La gente tiene miedo de convertirse en víctima de un fraude y de que le roben sus datos, también hay preocupaciones de seguridad sobre los seres queridos si el tipo incorrecto de persona consigue la dirección de su domicilio, y preocupaciones sobre pérdidas de dinero a través del robo de identidad. Además, nadie quiere ser manipulado. Existe una confianza que los usuarios le otorgan a las empresas como Facebook cuando se registran en este tipo de servicios, la creencia de que la compañía por sí misma mantendrá los datos seguros. La misma confianza que Facebook otorga a organizaciones como Cambridge Analytica pensando que respetarán el acuerdo de nivel de servicio y no harán nada que pueda afectar negativamente al usuario y, por lo tanto, al negocio de Zuckerberg.

¿Ha fallado de alguna forma Facebook al no proteger a sus usuarios?

Teóricamente, no. Facebook cuenta con numerosas medidas para garantizar la seguridad de los datos, entre ellos la obligación de informar a los usuarios cuando permiten que una aplicación de terceros acceda a su información personal. Facebook especifica a sus usuarios a qué datos están otorgando acceso y tiene una función que permite limitar el acceso a las aplicaciones de terceros. Por lo tanto, controlar quién accede y quién no accede directamente a los datos personales está en las manos del mismo usuario. Eso significa que la información de los usuarios que recopiló Cambridge Analytica, se la entregó por motu propio cada persona que participó en el cuestionario.

¿Por qué entonces presionar con la etiqueta en redes sociales #DeleteFacebook?

Lo que la gente está preguntando ahora es si sus datos están realmente protegidos. Y la respuesta a esa pregunta es que sí. Están seguros o, más bien, tan seguros como lo estarían en cualquier otra plataforma de redes sociales.

Seguridad en Facebook

La plataforma de Facebook tiene muchas características incorporadas para proteger tus datos, incluida la mencionada anteriormente que te hace saber cuándo estás a punto de otorgar el acceso a una parte desconocida. Facebook usa tecnología Secure Socket Layer durante la transferencia de todos los datos de usuarios. Esto significa que cuando “cargas” tus credenciales de inicio de sesión o utilizas la función de chat, la información que introduces está encriptada.

Los servidores donde se almacenan tus datos también tienen características de seguridad como software que rastrean e impiden a los piratas acceder a los datos de los usuarios, ya sea para espiar o por razones más nefastas, y programas antivirus para proteger a los usuarios de ser víctimas de troyanos y antispyware. Los servidores de Facebook son lo más seguros posible, teniendo en cuenta el gran volumen de datos de usuarios que protegen.

Por lo tanto, parece que los usuarios deben tener más cuidado cuando se trata de otorgar el acceso a sus datos. Hay ciertas cosas como contraseñas sobre las cuales los usuarios tienen control total que deben estar protegidas y ser lo suficientemente seguras. Los usuarios necesitan informarse acerca de las estafas y las técnicas de fraude, y leer las ventanas emergentes de Facebook y sus términos y condiciones.

La brecha de datos en este caso fue prácticamente un caso en el que ninguna de las partes tuvo la culpa, y el movimiento #deleteFacebook fue en gran medida una reacción instintiva. Muchas personas pueden optar por abandonar la red social inicialmente, pero como muestran otras experiencias anteriores, regresarán o encontrarán que otras plataformas tienen problemas iguales, o incluso mayores.